Cómo definir los objetivos de marketing digital de una empresa (tips + ejemplos)

El saber cómo definir los objetivos de marketing digital de una empresa es un elemento básico y elemental en los negocios digitales. ¿Sabes cuál es de los departamentos con más presupuesto que hay dentro de una empresa? La respuesta te sorprendería. 

El departamento de mercadeo y publicidad se lleva una gran cantidad de presupuesto por una gran razón. En la era digital en la cual estamos viviendo, se facilita más la forma de Llegar a cada vez más potenciales clientes. 

El problema que presenta esto es que a pesar de que es sencillo llegar a más potenciales clientes, las formas en las cuales se lleva esto a cabo, tiene una ciencia detrás que debes comprender si en verdad quieres llevar a cabo tu plan de marketing digital.

Siguiendo esto, si defines bien tus objetivos cuando armas tu campaña de marketing digital, estás asegurando el éxito y el logro del mismo, de aquí nace la importancia de tener los objetivos claros y bien definidos.

No tienes que preocuparte si no sabes cómo definir estos objetivos ni tampoco si no tienes ni idea de cómo o por donde comenzar. Aquí seré tu guía definitiva para que puedas entender cómo definir tus objetivos de marketing digital y obtener los mejores resultados.

Antes de seguir, ¿Qué es el marketing digital?

Hemos mencionado mucho de ello y de hecho, comenzamos el artículo mencionándolo, pero ¿Qué es el marketing digital que tanto mencionaremos?

La respuesta es sencilla: el marketing digital, también llamado marketing online, es la forma en la cual las estrategias o acciones de un producto o servicio se llevan a cabo por medio de tecnologías digitales, es decir, por medios de internet.

¿Qué debo tomar en cuenta para definir mis objetivos de marketing digital?

Imagina por un momento que tienes una empresa de cupcakes en Sevilla, atiendes localmente pero quieres expandir a nuevos clientes, aquí es donde va a entrar la definición de tus objetivos con la pregunta ¿qué quieres lograr? 

Aquí debes tener en cuenta la metodología S.M.A.R.T., la cual te dará la información acerca de si tu estrategia y tus objetivos son viables y reales para lograr los resultados esperados.

El S.M.A.R.T trata de:

S de “specific”, es decir, tienes que hacer que tus objetivos sean específicos, pero ¿a qué se refiere esta especificidad? Pues no puedes dejar espacio para ambigüedades ni interpretaciones.

Los objetivos deben responder en un mismo contexto el dónde, el cuándo, el cuánto, el cómo y, por supuesto, porqué. No es lo mismo decir que quieres tener más clientes en tu negocio a decir: 

voy a crearle a mi negocio una página de instagram y crear un servicio delivery para así alcanzar a 100 nuevos clientes en el próximo mes

No dejes espacio a ambigüedades.

M de “measurable”, es decir, los objetivos deben poderse medir para poder cuantificar el logro. Para esto, se utilizan los KPI’s, cosa que explicaremos más adelante.

A de “Attainable”, los objetivos deben ser alcanzables y reales. Todos tus objetivos van a ser un reto para ti y si bien está excelente que te propongas lograr llevar tus cupcakes al presidente de los Estados Unidos, seamos honestos, ese logro lo podemos dejar para después.

R de “relevant”, cada objetivo que te plantees debe seguir un punto clave y aunque suene lógico, muchas veces se pasa por alto por perseguir objetivos vanidosos. ¿El objetivo que planteaste es relevante para tu marca? Procura siempre obtener beneficios de él.

T de “Timely”, de nada sirve que un objetivo te lleve el gasto de dinero y de energías si nunca vas a concretar. Tienes que trazar una línea de tiempo o un calendario en donde registres y sigas paso a paso todo lo que hayas descrito ahí para lograr lo que quieras. ¡No dejes nada a última hora!

Una vez que entiendas esto, pasamos al siguiente punto, definir tus objetivos de marketing digial, para eso:

1. Conoce e identifica los objetivos comerciales de tu marca: todo comienza con saber los objetivos comerciales de tu empresa, de ahí vas especificando tu objetivo hasta dar con el que sea lo más específico posible. 

Consideremos de nuevo los cupcakes, digamos que quieres tomar un objetivo que se referencie a ingresos. Para esto querrás tomar como base tu ingreso neto a la última fecha de corte fiscal y con esa información, puedes armar un objetivo, por ejemplo:

Incrementar los ingresos provenientes de las órdenes por la página web en un 15% para junio de 2020.

2. Estudia la estrategia disponible de marketing digital: Cuando analizas tu objetivo como lo propusimos en el punto 1, debes tomar en cuenta qué es lo que te ha llevado hasta allá. 

Entonces, volviendo a nuestros cupcakes, si quieres aumentar los ingresos provenientes de las órdenes en línea, deberías entonces estudiar qué fue lo que atrajo a los clientes del año fiscal pasado, para ello, puedes utilizar herramientas como Google Analytics.

Con esta información puedes crear las mejores estrategias S.M.A.R.T posible.

3. Aplica la metodología S.M.A.R.T: no hay nada qué agregar, aplica lo que te explico al principio.

4. Haz una estrategia: Aquí sería el “cómo” de tu objetivo. ¿Necesitas más tráfico? Piensa en posicionamiento SEO o quizás el SEM se adapte mejor a lo que quieres. 

5. Revisa: Cada cierto tiempo debes cerciorarte de que tus objetivos han avanzado.

Cada paso es elemental y cada elemento esencial para tu marketing digital.

Ahora, ¿Cómo medir los resultados de las estrategias de marketing digital?

Objetivos de marketing

Cuando uno aplica una estrategia de marketing digital, esperas ver resultados, es algo obvio. Pero, lo que a veces no parece obvio que la medición de los resultados es imprescindible para poder llevar adelante tu objetivo.

Existen actualmente cantidades industriales de herramientas que te pueden ayudar a medir, bueno, prácticamente lo que quieras, pero, antes de llenarte los ojos de gráficos y números, debes tener presente cuáles datos te sirven. 

Todos los datos que vas a encontrar son métricas, pero debes entender que no todas las métricas te servirán a tus fines. Solo debes tomar aquellas que consideres relevantes para tu empresa.

Algunas métricas que puedes tomar: Tráfico web que tuviste, las conversiones en lead, la tasa de rebote (abandono de tu página web), entre muchas otras. En todo esto es donde entran los KPI o Key Performance Indicator. Aunque no confundas los KPI con los con las métricas (son cosas diferentes) aunque son utilizados de la misma forma. También es importante tener como KPI el tráfico orgánico, las posiciones de keywords en las SERP’s de Google que provienen de todas las acciones que estés implementando para posicionar tu sitio web en Google.

Para definir los KPI puedes responder a lo siguiente: 

  • ¿Qué es lo que quieres obtener (resultado)?
  • ¿Es importante este resultado?
  • ¿Cómo medirás el progreso?
  • ¿Qué puedes hacer tú para ayudar al resultado?
  • ¿Quién influye directamente en el resultado?
  • ¿Cómo sabes cuándo alcanzas el resultado?
  • ¿Qué tan seguido revisarás el progeso?

Cada momento es esencial y no puedes olvidar ninguno de los pasos porque ellos representan un elemento importante en la estrategia de marketing digital.